SORIA, NI TE LA IMAGINAS

Haciendo hincapié en su eslogan turístico ("Soria, ni te la imaginas"), voy a tratar de descubriros una ciudad que, aunque no lo parezca, tiene mucho potencial para mostrar. Al pensar en una ciudad turística, a nadie se le pasa por la mente Soria. Sin embargo, yo que he tenido la oportunidad de conocerla bastante bien, puedo afirmar que Soria tiene muchos lugares para visitar.

Soria cuenta con un impresionante patrimonio paleontológico de valor incalculable, entre los que destacan las pinturas rupestres, que se pueden ver en Valonsadero, y el paso de los dinosaurios, que se puede apreciar en Garray. En Valonsadero, además de disfrutar de las pinturas rupestres, se pueden organizar picnics y barbacoas al aire libre; eso sí, siempre con cuidado puesto que hay animales sueltos, como vacas y toros. Por el contrario, en Garray se puede disfrutar de un baño en el río Duero.

Un lugar para visitar son las ruinas de Numancia, a 8 kilómetros de Soria capital. La última visita que yo realicé junto a mi familia a esta zona se celebraban unas jornadas especiales, en las que habían actores ambientados en la época de las ruinas y hacían teatros e invitaban a participar a los turistas.

En relación a ermitas y castillos, Soria posee emblemáticos edificios y los restos que quedan de ellos. Tal es el caso de los Arcos de San Juan de Duero, antiguo monasterio medieval.

Pero sin dudarlo, la ermita de san Saturio es el atractivo turístico de la ciudad. Esta ermita se encuentra en una cueva a orillas del río Duero. La ermita pertenece al siglo XVIII y está asentada sobre la cueva donde habitó San Saturio, patrón de la ciudad. Está decorada con pinturas de murales, donde se narra la vida del eremita.

Entre los museos destaca el Numantino, situado en el paseo del Espolón, junto al hermoso parque conocido popularmente como La Dehesa. Este museo nació para albergar los restos que se encontraron en las ruinas de Numancia.

Para finalizar con el patrimonio monumental, os comentaré sobre su iglesia más famosa, que no es otra que la de Santo Domingo. Originalmente, la iglesia estaba consagrada a Santo Tomé. Se trata de una auténtica muestra del románico francés. Se cree que los cimientos del templo pudieron alzarse en el siglo XII sobre otra construcción de quizá la primera mitad de ese siglo.

En cuanto a turismo de naturaleza, es necesario destacar la “Laguna Negra”, situada en Vinuesa y rodeada por los Picos de Urbión. Debe su nombre a que tras los numerosos estudios realizados, no se ha podido conocer la profundidad de la laguna. Para poder visitarla, hay que dejar el coche en un parking y subir o bien andando o bien en un autobús que cuesta un euro. Una vez en la laguna, hay que seguir un recorrido de tablas de madera. Antes esto no era así, pero tras el elevado número de visitantes que recibía y los procesos de erosión, las raíces de los árboles quedaron al descubierto y para su mantenimiento se llevó a cabo este proyecto.

Otra zona que merece la pena visitar es Castroviejo, al estilo de la ciudad encantada de Cuenca. La visita se hace andando y hay muchas rocas con formas muy curiosas que merecen un paseo sin prisas.

La fiesta más destacable celebrada en Soria es la Fiesta de San Juan. Además, durante los meses de verano son las fiestas populares de las numerosas aldeas que posee esta ciudad.

Si queréis conocer la geografía española, no dejéis de visitar esta ciudad.

Read Users' Comments (0)

0 Response to "SORIA, NI TE LA IMAGINAS"

 
Locations of visitors to this page