RUTA DE LOS PUEBLOS BLANCOS, UBRIQUE



Ubrique es imprescindible conocerlo si optamos por seguir la Ruta de los Pueblos Blancos. Es uno de los 19 racimos de casas blancas que ofrece una visión pintoresca y original de la provincia de Cádiz. Dicha Ruta y su entorno se encuentran dentro de la red de espacios protegidos de la Sierra de Cádiz, repartido de forma pareja entre dos Parques Naturales, el Parque Natural de la Sierra de Grazalema y el Parque Natural de los Alcornocales, siendo éstos lugares inmejorables para la realización de un turismo natural y/o rural.
La Ruta de los Pueblos Blancos debe su nombre a la personalidad única e inigualable que le da el gran amasijo de casas blancas que adornadas con macetas de flores de vivos colores, crean un espectáculo de color para la vista, al que se une el dorado del sol, el marrón de la montaña, el verde de la serranía y el azul del cielo.

Entre los pueblos que componen esta ruta, Ubrique se encuentra en la sierra norte, es uno de los más importantes no sólo por el aspecto cuantitativo de su población sino fundamentalmente por la gran tradición manufacturera que ha venido manteniendo en los últimos siglos que lo han hecho famoso en el mundo entero por la perfección y la delicadeza de sus productos, autenticas joyas artesanas salidas de las manos maravillosas de sus artesanos.

Su principal industria es su mejor tarjeta de presentación. Conocida internacionalmente por la calidad y el buen hacer de sus artesanos. La localidad es uno de los principales centros marroquineros de la Península y es también un bello municipio de larga historia e importantes monumentos. La tradición peletera en este municipio ha dado paso a un increíble catálogo de piezas y artículos de complementos avalados por la garantía de la denominación Piel de Ubrique, lo cual ha propiciado una apertura de mercado bastante interesante, como la instalación en las grandes capitales para comercializar directamente los productos.

Ubrique tiene un amplio e importante pasado histórico y cultural, los más claros precedentes nos conducen a la antigua ciudad romana de Ocuri, construida en el siglo XI, más tarde y con la llegada de los musulmanes a la zona, ésta adquiere un resurgimiento económico gracias a la explotación agropecuaria lo cual lo podemos ver plasmado en el Castillo de Fátima de dicha localidad cuya función era controlar el paso occidental del valle del río Ubrique. Ya en la modernidad, una vez finalizada la Reconquista y después de la pacificación del levantamiento de los moriscos en 1501, cuando se constituye la actual población, que llega a convertirse en el núcleo más importante de la zona. Su trazado urbano se inicia en la zona alta, adaptándose a la sinuosidad del terreno, y en donde se encuentran los monumentos más antiguos como la Iglesia de Jesús, conocida anteriormente como Capilla de San Sebastián, edificación iniciada en el siglo XVI, situada en la plaza del Jardín. También la Iglesia de San Juan de Letrán, construida en el siglo XVII, y ubicada entre la calle Real y la plaza de San Juan, así como el Convento de Capuchinos, construido en el siglo XVII, situado en la calle Miguel Reguera y que llegó a ser un importante centro cultural en el que se formaron oradores y misioneros de gran renombre, como Fray Félix José de Ubrique, el Beato Diego José de Cádiz y el Padre Buenaventura de Ubrique.

Read Users' Comments (0)

0 Response to "RUTA DE LOS PUEBLOS BLANCOS, UBRIQUE"

 
Locations of visitors to this page