!ncreible India

!ncreible India….


Hace ya algo más de un año me embarque en un viaje fascinante, recorrer el Rajhstan una inmensa provincia al norte de la India. Al principio no me hacia mucha gracia eso de visitar un país como la India, ya fuera por su pobreza o por su forma de vida e incluso por su comida, (que luego no pasamos tanta hambre como parecía…) pero poco a poco fui descubriendo cosas sobre ella que me hicieron ver que el viaje merecería la pena antes de llegar incluso y claro que mereció la pena y mucho.


Voy a contar como fue mi experiencia en este viaje al país asiático donde hice un pequeño recorrido entre varias de las ciudades más importantes al norte de la India, país que es inmenso y cuenta con una población de más de 1.100 millones de personas.



Fue un largo viaje en avión hasta llegar a Delhi, donde se encuentra también ubicada New Delhi. Al bajarme del avión lo primero que encontré aparte de gente muy diferente a la que estamos acostumbrados a ver fue un aeropuerto en obras donde todo era un caos y para colmo nos habían perdido una de las maletas por los que no empezamos con muy bien pie el viaje pero gracias a dios a los pocos días la maleta apareció y todo quedo en un gran susto ya que esa maleta contenía cosas muy importantes como eran medicinas y lo mas importante aún las vacunas contra la malaria.


Lo segundo que me encontré fue un gran jaleo de gente que no paraba de gritar nombre donde no se entendía nada, era imposible. Por fin encontramos a nuestro conductor y salimos del aeropuerto, lo que nos encontramos tras cruzar las puertas fue un nuevo país donde no se veía nada ya que una espesa niebla a altas horas de la noche no dejaba nada de visibilidad era como una tormenta de arena. Nos desplazamos al hotel y descansamos para el día siguiente visitar la ciudad de Delhi y New Delhi.


La capital era un contraste entre el gran centro de negocios y turístico que se podía encontrar en algunos rincones y otros donde la pobreza asomaba en cada esquina. Tras pasar varios días en la capital nos fuimos desplazando hasta el suroeste de la provincia recorriendo ciudades como Mandawa donde la

arquitectura era a desatacar o Bikaner donde sus monumentos eran impresionantes como todo lo que veríamos posteriormente.


Una ciudad que me quedo marcado en especial es Jaisalmer, es una ciudad en pleno desierto, muy cerca de la frontera con Pakistán construida dentro un fuerte la parte más antigua y la parte más nueva fuera del fuerte. Es una ciudad preciosa donde se podía ver la autentica población india y donde además mantuve un contacto único con la naturaleza al pasar una noche en pleno desierto, sin nada alrededor como si fuera un campamento pero en mitad de un país desconocido y cerca de una de las fronteras más peligrosas del mundo.



Después de visitar esta ciudad nos desplazamos un poco hacia el este para visitar la ciudad de Jodhpur donde lo mas destacable aparte del gran hotel donde nos alojamos es también importante destacar el Fuerte Mehrangarh uno de los mas bonitos del Rajahstan desde donde se puede disfrutar de unas vistas de la ciudad increíbles y que para subir hasta el hay que subir unas enormes e interminables rampas.



La siguiente ciudad que visitamos fue Updaipur donde nos alojamos en uno de los palacios del Maharajas de la ciudad al lado del un gran lago. Aquí visitamos el palacio museo real.




Tras pasar unos días en esa ciudad nos desplazamos a Pushkar de la cual hay que decir que es de las menos importantes que visitamos y de las que menos recuerdos se pueden guardar quizás sea por su tamaño o por que la visitamos poco también ya que más bien era una escala para llegar a una ciudad bastante importante como es Jaipur y de la que si que guardamos grandes recuerdos como puede ser el día que me pase alimentándome solo con comida de Mc´Donalds aunque la comida fuera totalmente diferente a la que hay en España a excepción del Mcpollo, patatas, nuggets… y poco más.



La última parada que haríamos antes de regresar a New Delhi para volver a España seria fuera del Rajahstan y esta era la ciudad del Taj Mahal, Agra… una ciudad única e impresionante y que no tiene solo una de las maravillas del mundo como el Taj Mahal sino también el gran fuerte rojo. Del Taj Mahal hay que decir que es algo que te deja sin palabras y que hay que verlo no se puede contar con palabras es algo que cada vez que se recuerda se te ponen los pelos de punta, es algo único en el mundo, como toda la India, la verdad.




Tras pasar nuestros últimos días en Agra nos dirigimos de nuevo a Delhi para coger el avión de vuelta a casa, tras todo esto quedan un montón de experiencias y de momentos vividos.



Por último quería decir que a pesar de la diferencia entre culturas, formas de vida, gastronomía… la India tiene algo que otros países no tienen o por lo menos yo no he encontrado en otros que he visitado como puede ser la felicidad con la que viven sus gente con muy poco al día, su amabilidad, su sencillez… es un país único realmente y del que me quedan muchas ganas de volver en cualquier momento y a cualquier parte del país porque como dicen los que lo conocen, es un país que engancha por todas partes. He intentando contar en pocas palabras todas mis experiencias y momentos vividos pero se pueden resumir en dos… !ncreíble India

Read Users' Comments (0)

0 Response to "!ncreible India"

 
Locations of visitors to this page